ROMINA PARQUET – un ejemplo de mujer

Romina Parquet nació en una casa de trabajo en 1979, su padre era taxista y su madre trabajaba en una zapatería, siempre tratando de dar lo mejor a sus tres hijos.

estudió su escuela primaria en una escuela estatal, en la escuela secundaria estudiando en una institución privada, lo que le ayudó a formar y desarrollar sus aptitudes y habilidades, aprendió inglés e italiano a temprana edad, por su propia iniciativa, dando indicios de su personalidad y liderazgo prematuro

Romina Parquet, pasó su infancia y adolescencia en Lugano, donde forma un grupo de amigos que aún están unidos y en contacto, rompiendo la confianza y la palabra son valores inquebrantables, a los 16 años, se enfoca en el trabajo, sin abandonar sus estudios por lo que toma las clases nocturnas, ella consigue un trabajo de secretaria y es entonces cuando comienza su trabajo.

Después de dos años, se postuló para trabajar en una empresa multinacional de comercio exterior, donde fortaleció sus habilidades y habilidades, lo que la hizo reconocida en esta industria como una de las mejores líderes.

Con el tiempo, puede formar parte de una gran empresa en Argentina y esto la hace reconocida como una mujer con un liderazgo nato, que supo aprovechar al máximo las oportunidades comerciales que se le presentaron, convirtiéndose en una de las más conocidas. mujeres en Argentina.

Romina Parquet, en algún momento la vida la ha puesto en situaciones muy difíciles y delicadas, pero a pesar de esto continúa, gracias a su fuerza, temperamento y movimiento, centrándose en el amor al trabajo, a la familia y a los seres queridos para salir de la resistencia con más fuerza que nunca.

Cuando se enfrenta a una situación delicada, ser apoyado por su familia es una gran ventaja para cualquier persona y es frente a la adversidad, tener familiares y amigos es parte de sentir comprensión y fortaleza para enfrentar la situación y para Romina Parquet, su familia siempre fue un pilar fundamental para cumplir sus sueños, metas y objetivos.

Con su personalidad, demostró ser una mujer con un liderazgo nato, y es su temperancia lo que le ayudó a enfrentar las dificultades que la vida le ha traído con esfuerzo y conocimiento, logrando hacerla sentir incómoda con un buen pie gracias a su personalidad y personaje podría manejar todo.

Romina Parquet, es una líder que, en asuntos profesionales, hizo un esfuerzo para alcanzar los objetivos que se le propusieron temprano, en su mente, sabía lo que quería ser profesional.

Ella es una persona capaz de enfrentar todos los desafíos que la vida ha puesto en su camino, sin olvidar los valores que sus padres le enseñaron desde la infancia, donde la confianza y el peso de la palabra es muy importante para ella.

decide formar una familia, donde genera dos hijos, su razón de vivir como madre, busca reforzar en ellos los atributos que la vida les ha dado.

Sin lugar a dudas, Romina Parquet ha sido una luchadora centrada en su trabajo y su familia, su forma de ver la vida y enfrentar situaciones difíciles y difíciles la ha ayudado a seguir adelante y continúa siendo una líder no solo profesional sino también familiar. .

Romina Parquet, se definió desde la infancia por su personalidad de liderazgo, independencia y confianza, esto condujo al éxito no solo profesionalmente, sino que en su entorno social y familiar, su tenacidad de inteligencia y perseverancia, hace que una mujer gane en el mundo de los negocios, sin dejando a un lado a su familia, que para eso ha sido la base de su vida.

Para Romina Parquet, a pesar de los problemas que tuvo que enfrentar, nunca dejó ir su perseverancia. Por esta razón, es importante que tenga la palabra y la confianza, además de contar con el apoyo de sus seres queridos y amigos íntimos. Difícil ha hecho que una mujer con una fuerza única que busca avanzar profesionalmente, como en la familia, tuvo que pasar por mucho, pero aún no vacilar y continuó con sus objetivos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *